¡No te pierdas los procesos para realizar una ilustración en SOLO DIBUS!

viernes, 12 de noviembre de 2010

A Miguel Hernández


Miguel Hernández - 100 años - Nanas de la cebolla from Educ@conTIC on Vimeo.

Podéis leer artículo sobre los cuentos que Miguel Hernández confeccionó para sus hijos, escritos sobre papel higiénico. Estos cuentos, El potro oscuro, El conejillo, Un hogar en el árbol, La gatita Mancha, se pueden leer como "metáforas de la libertad".

EL POTRO OSCURO
Una vez había un potro oscuro. Su nombre era Potro Oscuro.
Siempre se llevaba a los niños y las niñas a la Gran Ciudad del Sueño. Se los llevaba todas las noches. Todos los niños y las niñas querían montar sobre el Potro Oscuro.
Una noche encontró a un niño. El niño le dijo:
-Llévame, caballo pequeño, a la Gran Ciudad del Sueño.
-¡Monta! -dijo el Potro Oscuro.
Montó el niño, y fueron galopando, galopando, galopando.
Pronto encontraron en el camino a una niña. La niña dijo:
-¡Llévame, caballo pequeño, a la Gran Ciudad del Sueño!
-Monta a mi lado -dijo el niño.
Montó la niña, y fueron galopando, galopando, galopando...

(...)

Y por supuesto, no hay que perderse los originales en la exposición La sombra vencida, Biblioteca Nacional.

4 comentarios:

Oibur dijo...

Niños y Miguel Hernández. ¡Ahí es nada!
Os sugiero que escuchéis a Mayte Martín cantando este poema de Miguel H.

Miguel

No sabía que Miguel
muriera de España y cárcel.
No se podía saber.

Era yo un niño en el parque.

Bajó del penal al aire
un rebaño de palabras.
Estaban llenas de sangre.

Era yo un niño en la playa.

A aquellos montes de Málaga
tiraron todos sus versos
y sus penas y sus cabras.

Aquí se mató un almendro.

A tierra que mata almendros
yo no la puedo creer
aunque jure por sus muertos.

Manuel Alcántara

Milá y Teté dijo...

Sería bonito de no recordar almendros asesinados.
¡Cuántos abriles sin flores de nieve!
Yo sigo sugiriendo la exposición...

Fausto dijo...

En este link podeis ver una versión animada de El Potro Oscuro:

http://www.youtube.com/watch?v=PptwbR9USD4

Milá y Teté dijo...

¡Qué chulo! Muchas gracias.