¡No te pierdas los procesos para realizar una ilustración en SOLO DIBUS!

lunes, 26 de julio de 2010

Una bruja en la Rioja













La bruja Rosada no tenía ni sentido del olfato ni pizca de suerte. De pequeña tropezó con sus cordones desabrochados y se quedó sin nariz. Su familia había cultivado viñas y creado vinos desde siempre, pero ella no podía dedicarse a ello sin olfato. Así que cultivaba árboles frutales, cuidaba la naturaleza, y estudiaba dinosaurios.
Hablando de dinosaurios, un día de verano decidió visitar a su abuela Río Jaba-Rica, propietaria de  una finca en Haro, y famosa por su vino Señorío de los Magos.
–Abu, soy un desastre, ni siquiera puedo hacer un tinto de verano…
–Querida, se tú misma. ¿Has probado con las burbujas?
–¿Cava?
–No, mujer, bebida de cola. Toma.
Rosada se acercó el vaso que la abuela le ofrecía, sintiendo un suave cosquilleo cada vez más fuerte: ¡volvía a crecerle la nariz!
–Abu, ¡eres un genio!
La abuela sonrió cual bruja que era.

Y ¿sabéis qué? Rosada entró en la historia inventando la sangría infantil aunque la publicó sin su ingrediente secreto: ¡bebida de cola! (la muy picarona...)

Aprovechando que el 26 de julio es un día para recordar a los abuelos, aquí tenéis libros para compartir con ellos. Y para los abuelos que les guste contar cuentos: Claves para contar cuentos a los nietos (Silvia Adela Kohan | Koni Selinger | CEAC). Y no olvides colorear la bruja.

2 comentarios:

Noni dijo...

Hola chicos, me ha encantado vuestra bruja Rosada, me ha hecho sonreir, y me ha hecho recordar el día que una compañera en el colegio me enseñó a atarme los cordones de mis zapatos.
Enhorabuena por el blog.
Un saludo.

Milá y Teté dijo...

Noni, provocar sonrisas es todo un reto y viniendo de una escritora tu comentario es un piropo gordo gordísimo...